Puede deshacerse del resfriado común y la tos bebiendo jugo de cebolla.

0
563

Invariablemente tenemos cebollas en nuestras cocinas, porque casi todos nuestros platos están incompletos sin ellas.

Es más una compulsión, porque creemos que nuestro plato está incompleto si no le agregamos cebollas doradas salteadas. Pero, ¿sabías que, además de realzar los sabores, las cebollas hacen mucho más por tu salud?

Esta verdura en capas es parte de la familia de verduras y hierbas allium, que también incluye cebolletas, ajos, cebolletas y puerros.

Las verduras Allium son bien conocidas por sus sabores picantes característicos y sus propiedades medicinales. Las cebollas pueden variar en tamaño, forma, color y sabor. Los tipos más comunes de cebollas son las cebollas rojas, amarillas y blancas. Las cebollas pueden ser dulces y jugosas, picantes y picantes, a menudo dependiendo de la temporada en que se cultivan y consumen. Son bajos en calorías y ricos en nutrientes beneficiosos como vitaminas, minerales y antioxidantes. También contienen pequeñas cantidades de hierro, potasio, calcio, ácido fólico, magnesio, fósforo y los antioxidantes quercetina y azufre.

Según el experto en salud, la cebolla puede curar el resfriado, la tos, la fiebre alta, el dolor de garganta y aumenta la inmunidad.

Todo lo que necesita hacer es cortar un poco de cebolla y remojarla en agua potable durante aproximadamente seis a ocho horas. Puede beber de tres a cuatro cucharadas de esta agua tres veces al día para una mejor salud. en su cargo también da crédito a nuestros antepasados ​​que usaban la comida como medicina.
Los 5 principales beneficios para la salud de las cebollas:

1. Aumenta la inmunidad.

Las cebollas tienen ciertos fito químicos que actúan como estimulantes de la vitamina C dentro del cuerpo. La vitamina C refuerza su sistema inmunológico al luchar contra las toxinas que pueden provocar numerosas enfermedades y enfermedades crónicas. Las cebollas están repletas de nutrientes que estimulan el sistema inmunológico como selenio, compuestos de azufre, zinc y vitamina C. Además, son una de las mejores fuentes de quercetina, un potente flavonoide y antioxidante que tiene propiedades antivirales y efectos reguladores de la histamina.

2. Curar la tos.

Las cebollas se pueden utilizar como un remedio casero eficaz para curar la tos. Para esto necesitas cortar una cebolla y guardarla en un bol. Agregue un poco de agua potable. Puede tomar de tres a cuatro cucharaditas de la mezcla tres veces al día. Pero asegúrese de consumirlo fresco. El jugo de cebolla puede ayudar a desvanecer la tos en poco tiempo.

3. Dolor de garganta.

Como se mencionó anteriormente, las cebollas contienen compuestos de azufre que ayudan a combatir la mucosidad y promueven la expulsión de la mucosidad de las vías respiratorias.
Se considera que la cebolla es el antibiótico natural más poderoso, que puede combatir las infecciones virales y bacterianas y aliviar los síntomas del dolor de garganta.

4. Fiebre alta.

La cebolla es un ingrediente común y versátil de los remedios caseros indios para tratar la fiebre crónica.
Ayuda a bajar la temperatura corporal y alivia el dolor corporal causado por la fiebre.
Simplemente puede comprar una cebolla en trozos pequeños y ponerla en un tazón grande. Agregue un poco de agua potable y man téngala durante seis a siete horas. Beba esta mezcla de tres a cuatro veces al día. Esta bebida ayudará a tratar la fiebre alta y a reforzar la inmunidad general.

5. Resfriado y gripe.

Puede que no lo sepas, pero las cebollas también son excelentes para curar la nariz hinchada. Una cucharada de jugo de cebolla que tiene fuertes antioxidantes lo aliviará del resfriado severo.
También puede agregar cebollas a sus ensaladas y alimentos para obtener los máximos beneficios.

No hay comentarios

Dejar respuesta