DESCUBRE 3 USOS MARAVILLOSOS DE LA CÁSCARA DE TORONJA O POMELO

1- Té de cascara de pomelo o toronja:

Usar las cáscaras de pomelo o toronja sobrantes para hacer un té es, sin duda, una idea excelente. Sus beneficios son múltiples:

  • Es un descongestionantepara mucosidades.
  • Refuerza el sistema inmunológico, como señala esta publicación.
  • Desinglama
  • Depura toxinas.
  • Mejora las digestiones.

Ingredientes:

  • La cáscara de un pomelo o toronja.
  • 3 g de jengibre.
  • 1 vaso de agua (200 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación:

  • Empezaremos picando la cáscarade pomelo o toronja para que se rompan sus enzimas y además salgan más fácilmente durante la decocción.
  • Después, pon a hervir ese vaso de agua, incluyendo la cáscara de pomelo, los 3 g de jengibre y la miel.
  • Permite que hierva a fuego lento durante unos 2 o minutos,para después dejar que repose otros 10.
  • Te sentará muy bien si lo tomas por las mañanas.

2- Mermelada de pomelo o toronja:

Ingredientes:

  • 110 g de piel de pomelo o toronja.
  • 110 g de azúcar para mermelada.
  • 30 ml de agua filtrada o mineral (es más saludable).
  • 700 ml de jugo de pomelo natural sin azúcar,que no venga de los clásicos jugos concentrados del supermercado (apenas tienen vitaminas).

Preparación:

  • Empezamos limpiando los toroja para después, pelarlos.
  • Ahoracocemos en agua hirviendo las cortezas hasta que estén tiernas.
  • Escúrrelas, sécalas y déjalas en la nevera durante una noche.
  • Al día siguiente, podemos ya cortar en trocitos pequeños la corteza de los pomelos o toronjas para, después, prensarlos con ayuda de una maza.
  • Después calentaremos el azúcar con 30 ml de agua filtrada o mineral a fuego lento, hasta que quede disuelta.
  • Después llevamos a ebullición esta mezcla durante unos 2 minutos. ¡Muy fácil!
  • Ahora es el momento de añadir las pieles de pomelo y el jugo natural. Deja que hiervan.
  • Después, bajamos el fuego y dejamos cocer la mezcla durante unos 25 o 30 minutos, hasta que las pieles de pomelo queden transparentes.
  • Prueba el sabor. Normalmente la mermelada de pomelo es algo fuerte.
  • No obstante, si lo deseas siempre puedes añadir un poco más de azúcar. Es cuestión de gustos.
  • Lleva la mermelada a unos botes de cristal y hiérvelos a baño María hasta que oigas el clásico“pop”. De ese modo, te durarán más tiempo. ¡Está deliciosa!

3- Cáscara de pomelo para alegrar tus ensaladas:

Combinar nuestras verduras con ese toque ácido, además de sabroso es saludable. Puesto que aportamos a nuestros platos muchas más vitaminas y también minerales.

Toma nota de lo que debes hacer…

  • Ralla un pomelo o toronja.
  • Después, llévalo a tu congelador y guarda esa corteza rallada durante un día.
  • A la hora de consumirla, solo tendrás que sacar la cantidad que necesites, para “espolvorear” sobre tus platos.
  • La piel rallada de pomelo es estupenda para combinar con ensaladas, yogures naturales, en tu tazón de avena, en sopas de verduras y también con cualquier tipo de carne.

¿Te atreves a problarlo hoy mismo? Seguro que te encantará.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *