COMO HACER CHAMPÚ CON CAFEÍNA 100% NATURAL

Champú con cafeína, comercial o casero

Aunque tal vez no te resulte conocido, esto no es nada nuevo. Las primeras marcas comerciales de champú con cafeína son de principios del siglo XX. En la actualidad, hay diversas presentaciones y variedades. Incluso, hay toda una línea de cosméticos con este ingrediente y no solo para el cabello. Algunos son los siguientes:

  • Enjuagues
  • Acondicionadores
  • Gel para fijación
  • Exfoliantes
  • Cremas rejuvenecedoras y antiacné
  • Cremas para celulitis

En sus fórmulas, aparte de dicha sustancia, los champús con cafeína incluyen ingredientes que podrían favorecer la regeneración del cabello, como el zinc, la biotina, la niacina, el aceite de castor, entre otros.

En cualquier caso, todas las presentaciones aseguran que, con su uso, el folículo se hará más fuerte y el cabello no se caerá tan fácilmente. Por supuesto, también es posible hacer un preparado casero. ¿Cómo? Primer reúne los siguientes implementos:

  • Agua o aceite de coco líquido.
  • Champú neutro (aunque puede ser tu champú habitual).
  • 5 cucharadas de café molido.
  • Canela o bicarbonato de sodio (opcional).
  • Recipiente para mezclar.
  • Un embudo.

Instrucciones:

  • Comienza remojando el café en el aceite.Echa esta mezcla en una olla, y cuece a fuego lento por cinco horas. Remueve cada treinta minutos.
  • En caso de usar agua, caliéntala previamente y colócala en el recipiente para mezclar, junto con el café.
  • Luego, añade los demás ingredientes. Vierte el preparado en el envase usando el embudo. Al momento de aplicar, agita un poco.

¿Cómo se usa el champú con cafeína?

  • El preparado con cafeína se usa como cualquier otro champú normal. Basta con mojar bien el cabello y aplicar un masaje vigoroso sobre el cuero cabelludo.
  • Debes permitir que el producto entre en contacto con el folículo piloso. Por ende, no laves la cabeza de inmediato. Espera por lo menos 5 minutos antes de enjuagar.
  • De preferencia,es mejor que laves tu cabeza usando agua fría, ya que ducharse con agua caliente es perjudicial, además de que aumenta la tasa de caída de pelo al dañar el folículo piloso.

Lo recomendable es usar el champú con cafeína de dos a cuatro veces por semana, o un día sí y un día no como máximo. Usarlo con más frecuencia no va a incrementar su efectividad.

Posibles beneficios del champú con cafeína

Las evidencias que respaldan los beneficios del champú con cafeína son limitadas. Aún así, los defensores de este producto sugieren que puede ser útil para lo siguiente:

  • Estimular la circulación en el cuero cabelludo.
  • Prevenir la caída del cabello.
  • Nutrir tanto el cabello como el folículo piloso.
  • Estimular el crecimiento del pelo.
  • Exfoliar el cuero cabelludo.
  • Eliminar acumulación de productos químicos.
  • Reequilibrar los niveles de pH.
  • Suavizar el cabello seco.
  • Alisar el pelo crespo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *