2 CHAMPÚES NATURALES PARA HACER EN CASA

1- Champú de aloe vera:

Esta receta te ayudará a fabricar un champú sólido de aloe vera: Aunque la presentación sea diferente, este conserva los mismos beneficios que esta fabulosa planta ofrece a nuestro cuerpo.

Para prepararlo, necesitarás:

  • 1 hoja de romero.
  • 1 hoja de aloe vera.
  • 1/2 kilo de jabón de glicerina.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • 150 mililítros de agua mineral o filtrada.
  • 2 cucharadas de aceite de almendra dulce.

Una vez reunidos estos elementos, procede a la fabricación:

  1. Mezclar el aloe vera y el romero en una batidora o mixer.Si queda muy pastoso, agregar agua hasta que quede como un gel.
  2. Colocar esta mezcla al baño maría.
  3. Picar el jabón de glicerina con cuchilloy agregarla al baño maría cuando esté caliente.
  4. Añadir también el zumo de limón y el aceite de almendras.
  5. Una vez derretido, colocar todo en un molde y dejar endurecer.
  6. Cortar en rectángulos y envolver con papel parafinado para su conservación.

Este champú debe ser usado entre una y tres veces a la semana. Primero hay que mojar el cabello; luego, pasar el champú por el cabello y dejar actuar unos minutos. Finalmente, enjuagar y secar.

2- Champú natural de manzanilla:

Los ingredientes que necesitaremos para este champú serán:

  • Embudo
  • 2 bajalenguas.
  • 1 taza de agua mineral.
  • 4 sobres de té de manzanilla.
  • 1/8 de cucharadita de aceite de oliva.
  • 1 litro de lauril éter sulfato de sodio.
  • 1/8 de cucharadita de alcohol cetílico.
  • 1 tazón de vidrio con capacidad de 2,5 litros.
  • 1 botella de plástico con capacidad de 1 litro.

Los pasos a seguir para su preparación son:

  1. Hervir el agua en una cacerola y agregar las bolsitas de té.Tapar, apagar el fuego y dejar reposar por cinco minutos.
  2. Exprimir y retirar las bolsitas.Agregar el alcohol cetílico con el aceite y volver a colocar al fuego muy suave hasta que el alcohol se funda.
  3. En el tazón de vidrio, volcar medio litro del lauril sulfato de sodio y agregar de a poco la infusión con el alcohol y el aceite. Remover despacio con el abatelenguas.
  4. Agregar el resto del sulfato de sodio y, una vez mezclado, pasar a las botellas de plástico usando el embudo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *