COLA DE CABALLO PARA REMINERALIZAR EL ORGANISMO Y ELIMINAR LÍQUIDOS

Efecto remineralizante

  • La cola de caballo aporta varios minerales y oligoelementos, es principalmente conocida por su riqueza en sílice. Este oligoelemento, que entra en la composición de varios minerales, participa en muchas funciones del cuerpo. Los estudios demuestran que la sílice es particularmente beneficioso para el mantenimiento de los huesos, cartílagos y tendones al promover la síntesis de colágeno.

Propiedades hemostáticas y curativas

  • La cola de caballo también es conocida por su eficacia contra el sangrado desde la antigüedad. Los científicos dicen que esta planta es hemostática, es decir, capaz de detener la hemorragia. También tiene propiedades curativas que justifican su uso para tratar heridas.

La cola de caballo nos brinda beneficios a la salud.

Diurética: Se dice que la ingestión de esta planta puede aumentar la cantidad de orina expulsada. Esto se debe a sus sales de potasio, flavonoides y sapónidos. Estos favorecen la actividad de los riñones, por lo cual suele recomendarse para combatir trastornos renales e incluso la retención de líquidos. Se sugiere el consumo de una infusión de cola de caballo durante unas 2 semanas para la depuración del organismo. Sin embargo, el primer paso para esto sería siempre consultar un especialista. Esto es sumamente importante.

Remineralizante: En líneas anteriores hemos mencionado que la cola de caballo aporta varios minerales y oligoelementos, y que también es principalmente conocida por su riqueza en sílice. Ahora bien, su contenido en silicio y potasio, favorece la retención de calcio y convierte a esta planta en un aliado para remineralizar el sistema óseo y prevenir la osteoporosis.

Regenerativa: La cola de caballo favorece la regeneración del tejido conjuntivo que forma la piel y la protege de toxinas, bacterias y hongos.  Solo tenemos que preparar una infusión de cola de caballo bastante concentrada, que conservaremos en un bote de spray en la nevera. Nos lo aplicaremos cada día al levantarnos y antes de acostarnos. Podemos utilizarla por un lapso de 3 semanas y luego parar su uso por un lapso de 1 semana y volver a empezar si así lo deseamos.

Para finalizar, es importante recordar que la cola de caballo es una alternativa natural que no puede ser considerada sustituto de ningún medicamento prescrito por un profesional. Lo más recomendable y responsable antes de someternos a algún tratamiento, pues es consultar a un profesional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *