BENEFICIO DEL BATIDO CASERO.

0
959

BATIDO CASERO.

Experimentar cansancio o fatiga crónica puede afectar su vida diaria y la calidad de sus entrenamientos, lo que lo lleva a buscar suplementos para el cansancio.
Cuando se trata de suplementos, hay muchos en el mercado que pueden ayudar a proporcionar un impulso adicional de energía para que nuestros cuerpos funcionen mejor. Algunos suplementos para el cansancio son de acción rápida y otros tienen un impacto a largo plazo.

Los suplementos para el cansancio.

Que se analizan a continuación van desde las vitaminas B básicas que puede obtener de su dieta, hasta las hierbas y minerales comunes. Algunos de estos suplementos pueden ser parte de una mezcla diaria de vitaminadas o pre-entrenamiento, y otros pueden tomarse por sí mismos. De todos modos, si padece cansancio y fatiga ocasionales o incluso crónicos, estos suplementos pueden ser solo lo que necesita para comenzar a sentirse mejor. Siga leyendo para decidir qué suplementos para combatir la fatiga podrían ser adecuados para usted.

10 suplementos y vitaminas para el cansancio y la fatiga.

La vitamina B12, también conocida como coba-lamina, juega un papel crucial en la función celular y el metabolismo energético. Debe obtenerlo de su dieta (o como suplemento), porque su cuerpo no puede fabricarlo solo. 1
B12 generalmente proviene de alimentos de origen animal en nuestra dieta (carne, pollo, etc.) y a menudo es baja en vegetarianos, veganos, ancianos y cualquier persona con problemas de mal absorción. La deficiencia de vitamina B12 puede conducir a una afección llamada anemia megalítica, que te hace sentir cansado y débil. 2
La evidencia muestra un aumento significativo en la energía cuando aquellos con deficiencia de B12 aumentan sus niveles de B12 a través de la suplementario. 2

2. hierro.

Otro tipo de anemia que puede hacerte sentir cansado y débil es la anemia por deficiencia de hierro. Es una de las deficiencias nutricionales más comunes en el mundo. 3 Esto ocurre cuando los bajos niveles de hierro en la sangre impiden que las células y los tejidos reciban suficiente oxígeno, lo que provoca fatiga crónica y cansancio. 3
El hierro se encuentra en muchos alimentos de origen animal como la carne roja, pero también en las espinacas, las legumbres y algunas semillas. Los suplementos de hierro pueden causar algunos efectos secundarios, por lo que es mejor controlar sus niveles y hablar con su médico sobre un curso de tratamiento si sospecha que tiene deficiencia de hierro.

3. Vitamina C.

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es otra vitamina común que viene en muchos alimentos que consumimos (como las frutas cítricas), pero algunos de nosotros no consumimos suficiente de manera regular. Es de conocimiento común que la vitamina C puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y acortar la duración y la gravedad del resfriado común, haciéndonos sentir mejor y con más energía más rápido. 4 4
En esta misma línea, la vitamina C puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y prevenir la fatiga asociada con enfermedades comunes. 4 La vitamina C también es crucial para ayudar a nuestro cuerpo a absorber el hierro de los alimentos para ayudar a prevenir la anemia por deficiencia de hierro.
Si alguien tiene deficiencia de vitamina C, tanto su absorción de hierro (que es crucial para la energía) como su salud pueden sufrir. Estudios adicionales están encontrando una relación entre la vitamina C y la reducción del dolor muscular de inicio tardío (DOMS), que puede aumentar el rendimiento y los niveles de energía después de un entrenamiento duro. 5 5

vitamina C cítrica

4. ácido fólico
Al igual que B12, debe obtener B9 de su dieta. El ácido fólico se encuentra en las verduras de hoja verde, los granos integrales y las frutas cítricas, pero estos alimentos por sí solos a veces no son suficientes para satisfacer sus necesidades diarias. La deficiencia a largo plazo puede generar confusión y fatiga física, ya que el folato desempeña un papel en la producción de energía celular, por lo que si no puede obtener suficiente de su dieta, entonces un suplemento puede ser una buena opción. 6 6

5. Magnesio.

El magnesio es un mineral (como el sodio o el calcio) que desempeña un papel en muchas funciones a nivel celular, especialmente en el trabajo de nuestros nervios y músculos. 7 Es esencial para ayudar a liberar la energía de los alimentos que comemos, optimizando la digestión y la absorción de nuestros alimentos.
También juega un papel en la absorción de oxígeno por nuestros músculos, lo que se vuelve crucial durante el ejercicio, especialmente la actividad verónica. 7 Por esta razón, los bajos niveles de este mineral han mostrado una disminución en el rendimiento y la energía durante los entrenamientos. Sin embargo, se demostró que la fatiga por insuficiencia de magnesio mejora con la complementación, lo que lleva a una mayor resistencia y rendimiento. 8

6. cafeína.

La cafeína puede ser el primer compuesto en el que piensas cuando necesitas un impulso de energía. Se encuentra en muchas bebidas comunes: café, té, refrescos, bebidas energéticas y suplementos energéticos. Es el estimulante más consumido en el mundo. 9 La investigación muestra que hasta 400 mg de cafeína por día no muestran efectos negativos en adultos sanos. 10
La cafeína mejora la energía, el enfoque y la concentración, por lo que es un ingrediente común en los suplementos antes del entrenamiento. Recuerde, la cafeína es un refuerzo de energía temporal y de acción rápida. También puede sentir síntomas de abstinencia si pierde café en la mañana una vez que su cuerpo está acostumbrado a una dosis diaria.

Otra preocupación con la cafeína es el azúcar y las calorías adicionales que a menudo vienen con las bebidas energéticas y las bebidas azucaradas de café.

Revisa los otros ingredientes en tus fuentes de cafeína para asegurarte de que no te arrastren con azúcar extra.

El ginseng es bien conocido como un suplemento alotrópico.

Se cree que mejora las funciones cognitivas) con propiedades que estimulan el cerebro. Se ha utilizado como hierba medicinal durante miles de años por muchas razones, pero la mayoría de las veces para un impulso de energía mental.

8. creatina

La creatina es un ingrediente común en los suplementos de entrenamiento debido a su capacidad para ayudar a aumentar su energía para mejorar la resistencia y la fuerza. 12 Es eficaz para una amplia gama de necesidades de energía: entrenamiento en intervalos de alta intensidad, levantamiento de pesas e incluso deportes de resistencia como correr o nadar. 1 2
La creatina ha sido bien investigada y ha demostrado su eficacia para aumentar los niveles de energía con suficientes reservas musculares, lo que hace que la suple mentación diaria sea común. 12 Dado que muchas de las fuentes dietéticas de creatina son de origen animal, los vegetarianos y veganos en particular pueden encontrar ayuda para disminuir la fatiga con un suplemento de creatina. 12

9. té verde.

El té verde es otro suplemento común para combatir la fatiga. Se ha usado diariamente durante años en muchas culturas alrededor del mundo y, como la cafeína, actúa como un estimulante rápido. Aunque las hojas de té verde tienen varios componentes, la mayoría de las investigaciones están relacionadas con sus efectos provenientes del aminoácido l-teanina.
La L-teanina ha mostrado mejoras en la función cerebral, el metabolismo general y los altos efectos antioxidantes. 13 Si bien se ha demostrado que la L-teanina desempeña un papel importante en el aumento de energía del té verde, el uso de hojas de té verde o polvo de marcha (una forma concentrada en polvo) en bebidas u otros alimentos puede tener aún más beneficios de la combinación de todos Componentes radioactivos.

10. CoQ10.

CoQ10, abreviatura de enzima Q10, es un factor crucial en la producción de energía celular y es un poderoso antioxidante. 14 Se encuentra en todas nuestras células, pero en concentraciones más altas en nuestro cerebro, corazón y riñones. La CoQ10 es producida por nuestros cuerpos, pero disminuye a medida que envejecemos, lo que puede llevar a la necesidad de suplementos.
Cantidades inadecuadas de CoQ10 limitan la capacidad de las células para dividirse y realizar sus funciones, lo que puede provocar fatiga a largo plazo. Se ha demostrado que una deficiencia está relacionada con algunas enfermedades crónicas, pero no existen problemas de seguridad con la suplementario diaria. 14 En general, CoQ10 es un suplemento que es más útil a medida que envejece para ayudarnos a sentirnos bien y rendir al máximo.

No hay comentarios

Dejar respuesta