EL FIN DE LA ARTRITIS ANEMIA Y ROMANTICISMO.

0
8506

¿Qué es la artritis?

La palabra artritis se usa para describir el dolor, la hinchazón y la rigidez en una articulación o articulaciones.
La artritis no es una afección única y hay varios tipos diferentes.
Se cree que alrededor de 10 millones de personas en el Reino Unido tienen artritis. Puede afectar a personas de todas las edades, incluso a niños y adolescentes. Algunas formas de artritis son más comunes en las personas mayores.
Si tiene dolor en o alrededor de una articulación o articulaciones que no desaparece después de unos días, debe consultar a un médico.
Averiguar qué causa su dolor es clave para encontrar el tratamiento adecuado y las opciones de auto ayuda.

Puede ser difícil decir qué ha causado su artritis.

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de cada tipo de artritis. Podría ser que los ganes que heredó de sus padres o abuelos le hicieran más propenso a tener artritis.

La artritis puede complicar la vida al causar dolor y dificultar el desplazamiento.

Los síntomas de la artritis pueden variar de una semana a otra e incluso de un día a otro. Muchos tipos, como la artritismos y la artritis reumatoide, son afecciones a largo plazo.
Sin embargo, con el tratamiento y el enfoque adecuados, puede controlar sus síntomas.
Cualquiera que sea su condición, mantenerse físicamente activo lo ayudará a mantenerse en movimiento y será bueno para su salud en general.

¿Qué es una articulación y cómo funciona?

Un diagrama de la anatomía de una articulación gravemente afectada por la artritismos, que muestra la deformidad ósea.
Una articulación es el lugar donde se unen dos o más huesos, como en los dedos, las rodillas y los hombros. Las articulaciones mantienen los huesos en su lugar y les permiten moverse libremente dentro de los límites.
La mayoría de las articulaciones de nuestro cuerpo están rodeadas por una cápsula fuerte. La cápsula está llena de un líquido espeso que ayuda a lubricar la articulación.
Estas cápsulas mantienen nuestros huesos en su lugar. Lo hacen con la ayuda de ligamentos. Son un poco como bandas elásticas muy fuertes.

Los extremos de los huesos dentro de una articulación están revestidos de cartílago.

Se trata de una capa de tejido suave pero resistente que permite que los huesos se deslicen unos sobre otros a medida que se mueve.
Si queremos mover un hueso, nuestro cerebro le da una señal al músculo, que luego tira de un tendón, y este se une al hueso. Por tanto, los músculos tienen un papel importante en el soporte de una articulación.

Tipos principales.

Debido a que existen varios tipos de artritis, es importante saber cuál tiene. Existen algunas similitudes entre estas condiciones, pero también existen algunas diferencias clave.

Artritismos El tipo más común de artritis es la artritismos.

Se estima que alrededor de 8,75 millones de personas en el Reino Unido han consultado a un médico sobre la artritismos.

La artritismos comienza con la rugosidad del cartílago.

Si esto sucede, el cuerpo puede poner en marcha un proceso de «reparación» para intentar compensar la pérdida de esta importante sustancia. Entonces puede suceder lo siguiente:
Pequeños trozos de hueso extra, llamados teridofitos, pueden crecer en los extremos de un hueso dentro de una articulación.

Puede haber un aumento en la cantidad de líquido espeso dentro de la articulación.

La cápsula articular se puede estirar y la articulación puede perder su forma.
A veces, las primeras etapas de la artritismos pueden ocurrir sin causar mucho dolor o problemas. Sin embargo, puede provocar daños en el interior de una articulación, así como dolor y rigidez.
La artritismos es más común en mujeres y suele afectar a personas a partir de los 45 años. Las partes del cuerpo más comúnmente afectadas son las rodillas, manos, caderas y espalda.
Mantenerse activo le ayudará a mantener un peso saludable y esto reducirá la presión sobre sus articulaciones. Hacer ejercicio con regularidad mantendrá fuertes los músculos alrededor de una articulación y esto ayudará a sostener y estabilizar una articulación afectada por la artritismos.

Tener sobrepeso puede aumentar sus probabilidades de tener artritismos y puede empeorarla.

Tomar analgésicos, como paracetamol, y medicamentos anti inflamatorios no asteroides (AINE) , como ibuprofeno, puede ayudar a reducir los síntomas y permitirle mantenerse activo. Mantenerse activo también reducirá el dolor, la rigidez y la hinchazón.

Existen cremas AINE que puede frotar en el área afectada. Podría ser una idea probar estos primero.

Hay una variedad de opciones disponibles para aliviar el dolor. Si el dolor de la artritismos le resulta difícil de sobrellevar, un médico o fisioterapeuta podría darle un consejo específico.
Si su artritismos se vuelve severa, particularmente en sus rodillas y caderas, su médico podría discutir con usted la posibilidad de una cirugía. Por lo general, esto se considera solo después de haber probado todas las demás opciones de tratamiento.

Los reemplazos de articulaciones son ahora muy sofisticados y exitosos.

Enfermedades de gota y cristales de calcio
La gota es un tipo de artritis inflamatoria que puede causar inflamación dolorosa en las articulaciones.
Por lo general, afecta el dedo gordo del pie, pero también puede afectar otras articulaciones del cuerpo.
Las articulaciones afectadas por la gota pueden ponerse rojas y calientes. La piel también puede verse brillante y pelarse.
Es causado por tener demasiado urato, también conocido como ácido úrico, en el cuerpo. Todos tenemos una cierta cantidad de urato en nuestro cuerpo.

Los ganes que hereda pueden aumentar sus probabilidades de desarrollar gota.

Si alcanza un nivel alto, el urato puede formarse en cristales que permanecen dentro y alrededor de la articulación. Pueden estar allí por un tiempo sin causar ningún problema e incluso sin que la persona se dé cuenta de que están allí.
Un golpe en una parte del cuerpo o tener fiebre puede hacer que los cristales caigan en la parte blanda de la articulación. Esto provocará dolor e hinchazón.

No hay comentarios

Dejar respuesta